Machado

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar". Machado.

domingo, 11 de junio de 2017

COVA TALLADA, TORRE DEL GERRO Y ELS MOLINS

CABO DE SAN ANTONIO


FICHA TÉCNICA-
Día: 11/06/2017
Participantes: Julián y Lourdes.
Tiempo estimado: 3 horas.
Distancia: 10 km.
Desnivel: 301↑↓
Dificultad: Media-Baja.
Rutas marcadas: PR CV 355.
Como llegar: Por la autopista AP 7 Alicante-Valencia, tomando la salida 62 hacia Ondara/Jávea. Primero la N-332 y más adelante la CV 734 nos llevan a Jávea. Giramos hacia la izquierda y por el centro urbano tomamos CV 736 a Denia. Después de varias curvas llegamos a la llanada del Cabo de San Antonio. Giro a la derecha por la CV 7362 hasta llegar al Santuario de N.Sra de los Angeles.

ITINERARIO: 
Santuario de N.Sra. de los Angeles o de San Jerónimo - Camí Monastir - Plana dels Molins - Els Molins - Camí dels Molins - Carretera del Cabo de San Antonio - Camí de la Cova Tallada - Torre del Gerro - Carrer de la Vía Láctea - Carretera de les Rotes - Playa de les Rotes - Mirador al Cabo de San Antonio - Carretera de les Rotes - Carrer de la Vía Láctea - Cova Tallada - Carretera del Cabo de San Antonio - Santuario de N.Sra. de los Angeles o de San Jerónimo



RUTA:
Desde el Santuario de N. Sra de los Angeles partimos en dirección Sur buscando la cornisa Sur de la Sierra del Cabo de San Antonio.

Encontramos un gran cartel del PR CV 355 que recorreremos parcialmente. El itinerario marcado parte del puerto de Jávea y desde la cala Tango sube hasta el faro del Cabo de San Antonio (ya lo hemos hecho varias veces) después baja a la Cova Tallada y, regresando por la Torre del Gerro a la loma, continúa hasta la cima del Montgó. Ruta desaconsejada en esta época del año, debido al calor.


























Enseguida hallamos un poste indicador señalando que hemos llegado als Molins de la Plana.


A finales del siglo XVIII, el trigo era el producto local más importante, para su transformación en harina, nacen los molinos de Jávea, situados en un lugar estratégico sobre la loma del Cabo San Antonio que aprovecha el viento del suroeste "Llebeig", que sopla con fuerza prácticamente durante todo el año.
Son construcciones de forma cilíndrica de más de 6 metros de diámetro, y 7 de alto, formando en su interior 2 alturas, la baja destinada a almacén, y la superior donde se situaban los mecanismos de madera que hacían mover las pesadas piedras circulares para moler el trigo, que todavía se observan, y el mecanismo de las aspas las cuales no se conservan.
Existen 11 molinos, siendo 3 propiedad del Ayuntamiento y están en fase de restauración.

Después de contemplar los impresionantes molinos y las panorámicas que se divisan desde la cornisa del Cabo de San Antonio giramos hacia la derecha para buscar la carretera CV 7362 que lleva al faro del Cabo de San Antonio, la cruzamos rectos.
Ante nosotros se abre una sobrecogedora vista de la cumbre rocosa del Montgó. 

























Hay varios postes indicadores que nos guían hacia la Torre del Gerro sin perdida y disfrutando de estampas magníficas del macizo del Montgó atisbamos  a lo lejos el siguiente punto a visitar.




La Torre del Gerro. Vemos su imagen recortada en el azul del mar. Llegamos a su lado, no se puede ver su interior, está cerrada a cal y canto.

Es una torre vigía localizada entre la playa de les Rotes de Denia y el morro del Cabo de San Antonio, de Jávea. Es de cuerpo troncocónico y su forma le da nombre (jarrón). Destaca el escudo de armas de Carlos I.

Siempre hemos ido directos a la Cova Tallada, pero vemos la playa de les Rotes que atrae nuestras miradas, hoy vamos a llegar hasta ella. Por la izquierda


















Una vez llegados a la costa disfrutamos de una perspectiva diferente, podemos ver todas las laderas rocosas del Cabo de San Antonio que se encaminan hasta el faro. El mar de un azul cristalino.

Regresamos por el mismo camino para alcanzar casi la torre del Gerro, pero giramos a la derecha por el sendero difuso. Hacia atrás la abrupta playa de les Rotes, delante contemplamos las paredes que forman la Cova Tallada y la piscina natural que se forma entre estas y el pequeño islote.


























Se ve la grieta que nos permite entrar en la cueva.

























Hay gran cantidad de piraguas amarradas en su interior y en el exterior. 



Un refrescante baño, no hay arena y parece una piscina.
Y emprendemos el regreso. A nuestras espaldas se queda el mar de un azul intenso, con una gran cantidad de barcos que acuden hasta la sorprendente Cova Tallada.



Hacia adelante debemos remontar un pequeño barranco, no está difícil para bajar, pero la excursión es mas sencilla en este sentido. Con ayuda de unas cadenas superamos un paso rocoso y nos situamos en una senda de tierra.

Siguiendo las marcas de pintura amarilla, del PR CV 355, volvemos al punto de inicio con la atrayente estampa del Montgó y los recuerdos de la Cova Tallada visita imprescindible de todos los años. 



jueves, 18 de mayo de 2017

VALL D'EBO- TOSSAL GRAN(688 m.) y AVENCS AMPLE, ESTRET Y D'ENMIG

ELS AVENCS DE LA VALL D'EBO



FICHA TÉCNICA-
Día: 14/05/2017
Participantes: Julián y Lourdes.
Tiempo estimado: 3 horas y media.
Distancia: 11 km.
Desnivel: 425↑↓
Dificultad: Media-Baja.
Rutas marcadas: PR CV 58.
Como llegar: Por la autovía Alicante-Alcoy, tomar la salida a Benimarfull. Rectos por la CV 700  que pasa por medio de Benimarfull, después Planes y rectos hasta el cruce que marca la Vall d'Alcalà. A la derecha tomamos la CV 712 y se sigue rectos hasta llegar a Vall d'Ebo.

ITINERARIO:
Vall d'Ebo - Puente sobre el río Girona - SL Travessia del Masset/Izquierda - Mirador - Corral de Saorí - Paso con margenes de piedra - Corral de Molló - Avenc Estret - Tossal Gran - PR CV 58.5 - Refugio la Figuereta - Camí de la Foia dels Avencs - Cova - SL Travessia del Masset - Avenc Estret - Avenc d'Enmig - PR CV 58.5 - Avenc Ample - CV 712 - Corrales de Pego - Riu Girona - PR CV 43/sendero les Valls - Font d'en Gili - Camí de la Font d'en Gili - Cruce de la Travessia del Masset/Rectos - Depuradora - Vall d'Ebo



En la Marina Alta, en la Vall D' Ebo, hay 3 avencs o simas de gran importancia. No están muy protegidas ni marcadas, por lo tanto hay que tener mucha precaución y no acercarse demasiado a sus bocas. Bajar solo con conocimientos y el material imprescindible para hacer espeología, buena forma física y dejar todo como lo has encontrado.
Se accede a los avencs naturales de Vall d'Ebo por la CV 712 de Ebo a Pego, se aparca en una explanada al lado del camino que conduce al Refugio de la Figuereta.























L'AVENC AMPLE:
Es el primero y el mas amplio de los tres. A la izquierda del camino, protegido por una barandilla de madera, desde el exterior se ve la enorme boca de unos 25 metros y 57 metros de profundidad. Una gatera muy estrecha y larga lleva a la gran sala Gandía, llena de formaciones: estalactitas y estalagmitas intactas, grandes columnas, coladas, banderas, gours, etc,
Incluso crece una especie de helecho endémico de esta localidad y que es conocido con el nombre de "Lengua de Ciervo". Hay que ser cuidadosos con el entorno, no pisar ni arrancar nada,  para que estas maravillas no desaparezcan.
L'AVENC D'ENMIG:
Siguiendo en dirección al refugio. a unos 200 metros. A la izquierda,  encontramos un poste indicador del SL la "travessia del Masset", hay una senda estrecha al lado de la cual está la sima, de boca muy estrecha, de 120 metros de profundidad.

L'AVENC ESTRET:
Continuando por la senda ya en la montaña de enfrente, a unos 50 metres del anterior, la entrada está marcada por la presencia de un gran arbol. La boca es de 15 x 12 metros de superficie. De 142 metros de profundidad y recorrido total de -160m, la segunda mayor vertical de la Comunidad Valenciana. Tiene una bajada con nueve rapeles fraccionados y volados, la chimenea es brutal.
Hay una leyenda que dice que esta sima había sido explorada por los alemanes un siglo antes y que en el fondo existía un enorme río subterráneo cuyas aguas iban al Marjal de Pego. Se creía que tenía una profundidad de 500 metros. Muchos aseguraban que habían tirado paja en la sima y había salido por las fuentes de Pego.


RUTA:
Aparcamos al inicio del pueblo de Vall d'Ebo y por la CV 712 nos dirigimos en dirección a Pego. Flanqueados de hermosos chopos llegamos a un cruce en el que giramos a la izquierda.






Al atravesar el puente sobre el riu Girona vemos varias charcas de agua que han quedado a ambos lados.
Debemos caminar poco mas de un kilómetro por el arcén de la carretera, por el pie de la enorme roca cuya cima más alta es el Tossal Gran.
Antes de llegar al punto kilométrico 17 surge, a la izquierda,  un cartel que anuncia la Travessia del Masset.
Y pasando primero al lado de unas hermosas carrascas, que han resistido un reciente incendio, como se puede ver en los pinos que hay al lado, vamos subiendo por sendero serpenteante hacia las paredes de la sierra.
























Cruzando entre tapias de piedra seca, de antiguos abancalamientos para el cultivo, nos situamos encima de una roca que hace de perfecto mirador al pueblo de Vall d'Ebo y las montañas que lo rodean.























La marcha nos lleva en zigzags al lado del Corral de Saorí, perfecta atalaya con vistas al Barranco del Infierno y a todo el valle.
Nos acercamos a la pared de la sierra buscando el punto por el que debemos subir, descubrimos paredes de piedra seca pero camufladas, con el mismo color que las piedras de la sierra.




Mirando hacia atrás observamos el Corral del Saorí, abajo la CV 701 y se ve el rastro del sendero de pequeño recorrido por el que volveremos a Vall d'Ebo.

El itinerario de ida nos hace atravesar un pequeño barranco para situarnos en otro promontorio y en un pequeño zigzag nos eleva unos metros para dirigirnos a continuación rectos, por el filo de la montaña.
Nos encantan estos pasos ancestrales, caminos de herradura que consiguen que lo imposible se convierta de la forma más sencilla en una subida alternativa a la sierra. Al estilo del paso del Goleró.


Para nosotros todo un descubrimiento, hablamos de la de veces que hemos venido a Vall d'Ebo y todavía no conocíamos este maravilloso enclave. 
























Nos situamos enfrente de la Sierra de la Carrasca, a nuestros pies el corral de Saorí construido en una perfecta atalaya para controlar la entrada al valle.
























Al fondo se vuelve a ver el pueblo de Vall d'Ebo.
























Y la senda se interna por la loma. Vemos la cima del Tossal Gran, a nuestra izquierda. A la derecha se ven los paredones horadados por el riu Girona que ha formado el angosto Barranco del Infierno.

Enseguida nos adentramos en una vaguada en la cual hay un primer corral en ruinas y restos de antiguas tapias derruidas.
























Vemos un sendero estrecho que se va hacia la derecha para enlazar con el Camí de la Foia dels Avencs(lo usaremos para la vuelta). Ahí mismo, a la izquierda, se encuentra el Avenc Estret, pero en este momento no lo encontramos. Continuamos por el pie de la montaña, llegando a remontar unas tapias de piedra, haciendo un pequeño atajo para volver a confluir con el SL de la Travessia del Masset.
 
Caminamos con vistas a nuestro próximo objetivo, el Tossal Gran, a sus pies kilómetros y kilómetros de tapias de piedra seca, un extenso abancalamiento para aprovechar el terreno.























Los restos del corral nos dan una idea del lugar tan paradisiaco en el que vivían, con vistas a la costa, y a un emergente Montgó.























Entre el cordal de la sierra que conduce hasta el Miserat, y las vistas a las espaldas que nos dejan ver el Montgó, la Segaria, la Migdia...... se encuentra el Collado.
En este giramos a la izquierda siguiendo el rastro dejado por anteriores caminantes, unos pocos metros de desnivel y nos colocamos en el Tossal Gran.
Vistas hacia el Sur a la sierra de la Carrasca,  al Barranc de l'Infern y al fondo la silueta del Cavall Verd.
























Estamos un rato embelesados en sus amplias panorámicas. A los pies el precioso pueblo de Vall d'Ebo. Al Este la línea costera en la que destacan las moles del Montgó y la Segaria. Al Oeste Alfaro, Serrella, Mariola, Benicadell, Foradada... el valle de Alcalá. Al Norte la sierra de la Safor, Mondúber.... Cullera, Gandia, Oliva...










Deshacemos el camino hasta el collado. Las fotos del idílico rincón lo dicen todo.
























Los abancalamientos son tan extensos que también caen hacia el otro lado de la ladera.
























Y en el descenso tenemos vistas a la sierra de Mariola, del Benicadell, a la Foradada, al Miserat...
Conforme giramos vemos el Sur de Valencia con el Montduber y Cullera al fondo y la línea costera de Gandia. Oliva, Pego en primer plano.
Mirando atrás una bella estampa del Tossal Gran, una gran roca que parece inexpugnable, a su lado restos de las tapias de piedra de los bancales de cultivo.
Y entroncamos con el PR CV 58.5. A la izquierda nos llevaría a Ebo, nos dirigimos por la derecha a buscar el refugio de La Figuereta.























Las montañas entre Pego y Ebo han sido pasto de las llamas en muchas ocasiones, y la última hace un par de años, por lo que sus montes tienen vegetación baja, palmitos...

Caminamos viendo un sendero casi paralelo al nuestro, pero por la parte baja de la sierra, parece que se interna en el Barranco de la Canal.
 Vamos rodeando la ladera de la sierra y después de varias rectas en descenso o llano una última subida suave nos encamina al Refugio de La Figuereta.























El pouet nos invita a presionar la manivela para intentar sacar agua, pero apenas salen unas gotas.

Tenemos dudas para elegir el emplazamiento del almuerzo. Debajo de la colosal higuera en unas mesas de madera, o en un par de bancos con vistas a la costa. Nos decidimos por la segunda opción y nos tomamos un tiempo de relax y observación.
























Desde aquí parte una ruta hacia Pego, la desechamos. Retomamos la marcha hacia el Sureste, por el Camí de la Foia dels Avencs. Vamos buscando por el lateral derecho rastro de los dos avencs que todavía no hemos visto, porque la situación del Avenc Ample la tenemos clara, estuvimos hace muchos años y queda al lado de este camino pero ya cerca de la CV 712.


















Y en lugar de avencs encontramos un estrecho sendero, a la derecha, que ha sido recientemente desbrozado y nos conduce a un sester que han construido al abrigo de una pared, con una pequeña cavidad en la que mana algo de agua.
Volvemos al sendero principal y en suave avance enseguida vemos el itinerario que hemos recorrido antes para subir al Tossal Gran, que se yergue al fondo. En ese momento nos damos cuenta que hemos pasado al lado del Avenc Estret sin fijarnos, una gran carrasca marca la abertura que ahora está muy clara. Ibamos mirando hacia el otro lado y la pared de la montaña nos ha parecido maciza.























Por el sendero local, marcado con un poste indicador de la Travessia del Masset, llegamos hasta el Avenc Estret. La boca está tapada por la maleza, en la peña vemos una anclaje para bajar a su interior.




No nos acercamos demasiado, da vértigo al pensar en el peligro de caer dentro. Damos la vuelta y regresamos por el mismo sendero con la sorpresa de que en el lateral hay otro avenc, tapado por la maleza, mucho más pequeño, sin protección ni señalización. El Avenc d'Enmig.
Echando una mirada hacia atrás vemos, a la izquierda de la imagen, la estecha boca del Avenc d'Enmig y al fondo la del Estret.



Retornamos al Camí de la Foia dels Avens y tomamos el ramal hacia la derecha. En una explanada tenemos unas preciosas vistas al Tossal Gran, sierra de Alfaro, Serrella....

























De frente los cortados del Barranc de l'Infern.
Continuamos encontrando un cruce a la izquierda e indicaciones hacia Pego que desechamos. Enseguida vemos delante la barandilla que enmarca la boca del Avenc Ample.
























La barandilla nos da sensación de seguridad, pero tampoco nos acercamos mucho. Hay cuerdas en el borde de la boca y oímos en su interior voces.

La boca es una gran abertura que habíamos visitado hace años y comentamos con una pareja que había una lápida recordando a un muchacho muerto al caer en ella.
Proseguimos unos metros, viendo de frente el valle que ha hollado el riu Girona.
























Un poste indicador del PR CV 58.5 nos hace cambiar de rumbo, giro a la derecha.
Un angosto sendero carretero, en el que se conserva algún tramo con piedras, nos lleva con vistas a la Sierra de la Carrasca y al Tossal Gran.


























Vemos un corral en ruinas emplazado en lo alto de la colina, y al fondo una curva cerrada de la CV 712. 
























Echando la vista atrás se ven los devoros de los incendios que ha dejado la zona sin arbolado. Llegamos a un cruce, a la izquierda al corral, continuamos a la derecha para llegar a la CV 712 que cruzamos, rectos, siguiendo las indicaciones de la pintura fresca blanca/amarilla del PR CV 58.5.
Estamos encantados de caminar por este tramo, hace años intentamos buscarlo y no lo conseguimos, le ha llegado la hora.
En un lateral encontramos un pequeño horno de cal, y siempre nos acordamos del último tan recóndito que vimos en la arisca y salvaje sierra de Els Ports, este está más fácil de localizar.
Pasamos por el lateral de los Corrales de Pego, también en ruinas.
























Llegamos al cauce seco del riu Girona. La ruta del PR CV 58.5 cruza el barranco y se dirige por la otra orilla a la izquierda para enlazar con el camino. Pero sabemos que al lado está la Font d'en Gili y vamos en dirección contraria. Por un resalte rocoso con gran inclinación nos encaramamos al Camí de la Font d'en Gili, recorrido del PR CV 43.
Hacia la izquierda nos adentraríamos en el Barranc de l'Infern, por el cauce se puede atravesar la zona conocida como L'Estret para pasar hacia Benimaurell. Vamos a la derecha y encontramos la Font d'En Gili. Esperábamos que hubiera mas agua, pero sus dos chorros son apenas un hilillo.

Por el carretil asfaltado pasamos al lado de la depuradora, de un cartel señalizador de la ruta de la Travessia del Masset que desechamos. Rectos.






















Y con una preciosa estampa de la sierra de la Carrasca entramos en el pueblo de Vall d'Ebo.
























En un día caluroso como hoy hemos ido a ver la Cova del Rull, entre Vall d'Alcalà y Ebo que no habíamos visto todavía. Una delicia ver sus estalagmitas, estalagtitas y los 15º que hay en su interior. Muy recomendable y tiene horario continuo para facilitar su visita.