Machado

"Caminante, son tus huellas el camino y nada más; Caminante, no hay camino, se hace camino al andar. Al andar se hace el camino, y al volver la vista atrás se ve la senda que nunca se ha de volver a pisar. Caminante no hay camino sino estelas en la mar". Machado.

domingo, 11 de junio de 2017

COVA TALLADA, TORRE DEL GERRO Y ELS MOLINS

CABO DE SAN ANTONIO


FICHA TÉCNICA-
Día: 11/06/2017
Participantes: Julián y Lourdes.
Tiempo estimado: 3 horas.
Distancia: 10 km.
Desnivel: 301↑↓
Dificultad: Media-Baja.
Rutas marcadas: PR CV 355.
Como llegar: Por la autopista AP 7 Alicante-Valencia, tomando la salida 62 hacia Ondara/Jávea. Primero la N-332 y más adelante la CV 734 nos llevan a Jávea. Giramos hacia la izquierda y por el centro urbano tomamos CV 736 a Denia. Después de varias curvas llegamos a la llanada del Cabo de San Antonio. Giro a la derecha por la CV 7362 hasta llegar al Santuario de N.Sra de los Angeles.


RUTA:
Desde el Santuario de N. Sra de los Angeles partimos en dirección Sur buscando la cornisa Sur de la Sierra del Cabo de San Antonio.

Encontramos un gran cartel del PR CV 355 que recorreremos parcialmente. El itinerario marcado parte del puerto de Jávea y desde la cala Tango sube hasta el faro del Cabo de San Antonio (ya lo hemos hecho varias veces) después baja a la Cova Tallada y, regresando por la Torre del Gerro a la loma, continúa hasta la cima del Montgó. Ruta desaconsejada en esta época del año, debido al calor.


























Enseguida hallamos un poste indicador señalando que hemos llegado als Molins de la Plana.


A finales del siglo XVIII, el trigo era el producto local más importante, para su transformación en harina, nacen los molinos de Jávea, situados en un lugar estratégico sobre la loma del Cabo San Antonio que aprovecha el viento del suroeste "Llebeig", que sopla con fuerza prácticamente durante todo el año.
Son construcciones de forma cilíndrica de más de 6 metros de diámetro, y 7 de alto, formando en su interior 2 alturas, la baja destinada a almacén, y la superior donde se situaban los mecanismos de madera que hacían mover las pesadas piedras circulares para moler el trigo, que todavía se observan, y el mecanismo de las aspas las cuales no se conservan.
Existen 11 molinos, siendo 3 propiedad del Ayuntamiento y están en fase de restauración.

Después de contemplar los impresionantes molinos y las panorámicas que se divisan desde la cornisa del Cabo de San Antonio giramos hacia la derecha para buscar la carretera CV 7362 que lleva al faro del Cabo de San Antonio, la cruzamos rectos.
Ante nosotros se abre una sobrecogedora vista de la cumbre rocosa del Montgó. 

























Hay varios postes indicadores que nos guían hacia la Torre del Gerro sin perdida y disfrutando de estampas magníficas del macizo del Montgó atisbamos  a lo lejos el siguiente punto a visitar.




La Torre del Gerro. Vemos su imagen recortada en el azul del mar. Llegamos a su lado, no se puede ver su interior, está cerrada a cal y canto.

Es una torre vigía localizada entre la playa de les Rotes de Denia y el morro del Cabo de San Antonio, de Jávea. Es de cuerpo troncocónico y su forma le da nombre (jarrón). Destaca el escudo de armas de Carlos I.

Siempre hemos ido directos a la Cova Tallada, pero vemos la playa de les Rotes que atrae nuestras miradas, hoy vamos a llegar hasta ella. Por la izquierda


















Una vez llegados a la costa disfrutamos de una perspectiva diferente, podemos ver todas las laderas rocosas del Cabo de San Antonio que se encaminan hasta el faro. El mar de un azul cristalino.

Regresamos por el mismo camino para alcanzar casi la torre del Gerro, pero giramos a la derecha por el sendero difuso. Hacia atrás la abrupta playa de les Rotes, delante contemplamos las paredes que forman la Cova Tallada y la piscina natural que se forma entre estas y el pequeño islote.


























Se ve la grieta que nos permite entrar en la cueva.

























Hay gran cantidad de piraguas amarradas en su interior y en el exterior. 



Un refrescante baño, no hay arena y parece una piscina.
Y emprendemos el regreso. A nuestras espaldas se queda el mar de un azul intenso, con una gran cantidad de barcos que acuden hasta la sorprendente Cova Tallada.



Hacia adelante debemos remontar un pequeño barranco, no está difícil para bajar, pero la excursión es mas sencilla en este sentido. Con ayuda de unas cadenas superamos un paso rocoso y nos situamos en una senda de tierra.

Siguiendo las marcas de pintura amarilla, del PR CV 355, volvemos al punto de inicio con la atrayente estampa del Montgó y los recuerdos de la Cova Tallada visita imprescindible de todos los años.